Taller Gastronómico El Punto: Diseño Lúdico

Taller Gastronómico El Punto

Ubicado en Guachipelín de Escazú, el local que alberga esta experiencia culinaria sui generis, diseñado por la interiorista Marcela Soto, en compañía de los propietarios. Las maderas claras, el uso de líneas simples y mucha dinámica, a nivel de recursos gráficos, son parte de la propuesta de Diseño.

Según comentó Jimena Montesinos, propietaria, el Taller Gastronómico El Punto nació como una nueva experiencia de alta cocina internacional, cuyo objetivo es despertar los sentidos, mientras los comensales interactúan y se divierten con platos de cocina de autor.


Por ello, se tenía claro que la idea era crear un ambiente urbano y casual. Partiendo de este concepto, se forjó una apariencia claramente industrial, para lo cual -por ejemplo- no se tocó la estructura de los techos y se dejó la forma original del inmueble (en rectángulo). Para equilibrar esta forma, la profesional a cargo decidió crear diversos ambientes, apostando por el uso del color como elemento diferenciador. Así, destacan el verde, el negro y el blanco, los cuales son -a su vez- los colores del logo del negocio. Todo ello a manera de acento, pues, el propósito fue que los materiales, como la madera, no compitieran con el resto de los recursos estéticos.

Al asumir el proyecto, éste se encontraba en obra gris. Seleccionamos materiales de lujo, como el estuco veneciano para el bar, pero, lo combinamos con otros materiales más austeros, ya que el interés era crear una paradoja entre lo elegante y lo corriente, otorgando un aire contemporáneo, nada tradicional. Para nosotros, fue de suma importancia respetar la esencia de cada material, explicó Marcela Soto, quien también indicó la importancia de la utilización de un mobiliario acogedor, con el objetivo de disfrutar de las comidas (sobresalen en este sentido las bancas corredizas).


Además, otro tema de relevancia fue la iluminación, la cual se presenta de manera amigable, en algunos puntos más sutil que en otros. Sin embargo, se sacó provecho de la luz natural del local, forjada por unos tragaluces. Cabe destacar que las obras tuvieron un costo aproximado de entre $250 y $350 por metro cuadrado.

Información de contacto:
Interiorista Marcela Soto: www.marcelasoto.com, teléfono: 8729-1340.

Stay Up to Date With Ours Newsletters