Before & After: De conservadora a audaz

Before & After: De conservadora a audaz

Una casa de arquitectura mediterránea contemporánea, la cual, con quince años de vida, fue recientemente remozada (en su decoración) por el equipo de profesionales de Hábitat Muebles. La sala, el comedor y el dormitorio principal fueron los espacios que se intervinieron.


El proyecto resultó ser todo un reto, pues, según explicó Nury Villalobos (diseñadora), era imperante una remodelación muy cuidadosa, con el fin de no afectar el carácter de la edificación.


En este sentido, se respetó el espíritu inspirado por materiales como el hierro forjado (presente en las columnas) y, por ello, se apostó por una decoración de contraste. Así, por ejemplo, se integraron lámparas colgantes de cristal, tanto en la sala como en el comedor, con la idea de lograr eclecticismo. Anteriormente, las lámparas solían ser de hierro, por lo que este cambio es quizá uno de los más evidentes, el cual contribuyó a contemporizar el espacio de manera muy contundente.


En la sala, además, se cambiaron los muebles, por unos mucho más modernos, en una paleta de color neutra, dejando de lado el estilo y el color propio de los antiguos. Asimismo, la mesa de centro actual es de formato más grande que la anterior, con patas de metal y sobre de madera de ferrocarril, portadora de un look vintage. Ésta vino a sustituir una de tipo tradicional, la cual era recargada en sus formas.


Por otra parte, las alfombras y las obras de arte que adornaban las paredes fueron sustituidas por unas que logran un buen balance con el salón y lo unen al comedor, en el cual, la mesa redonda y clásica fue reemplazada por un soberbio juego de comedor rectangular, con mesa italiana de sobre de mármol travertino, cuyas vetas tienen relleno de una resina con cristal de Swarovski, lo que le da un efecto sumamente luminoso. También, se eliminó un gran armario y, en su lugar, se ubicó una bufetera negra.


Por último, destaca el dormitorio principal, el cual fue transformado en todo sentido: de colores tierra se pasó a colores neutros muy actuales, como el blanco y el gris. Y aunque se trata de la misma cama, el simple cambio de su “ropaje” y de accesorios, como los cojines, contribuyó a un estilo mucho más agresivo visualmente. Los muebles auxiliares, como los que yacen a los pies de la cama, fueron cambiados; así como las alfombras, las cuales, en su nueva versión, aportan textura y calidez a un ambiente minimalista.

Inversión aproximada: $60,000 para las tres áreas (sin tomar en cuenta el arte).

Fuente: Habitat Muebles +506 2288 0191www.habitatmuebles.com

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog