Benjamín García Saxe: Arquitectura con compromiso

Arquitectura con compromiso

Cinco años atrás, se dio a conocer al ganar un importante reconocimiento internacional, en el cual participó con una modesta casa, hecha en bambú y cuya historia conmovió -no sólo a Costa Rica- sino al mundo entero. Tras una década fuera del país, el Arq. Benjamín García regresó, para instalarse definitivamente en el país; desde acá, continúa con sus gestiones como consultor de la firma inglesa Rogers Stirk Harbour + Partners e impulsa (desde ya) su carrera en solitario. Su compromiso es claro: promover una arquitectura diferente. Desde su oficina, en el oeste de la capital, nos comentó acerca de su presente y sus planes para un futuro cercano.

Arquitecto, escultor, diseñador de muebles, en síntesis, Benjamín García es lo que más cercano a un verdadero “renacentista”. Con tan sólo 35 años, ya tiene en su haber el premio a “Mejor Casa del Mundo”, el cual le fue otorgado en 2010 y, en el marco del Festival Mundial de Arquitectura, celebrado en Barcelona.



El impacto que tuvo este evento en su vida es claro: A partir de ese momento, me comenzó a llegar mucho trabajo y pensé dejar la oficina inglesa. Sin embargo, Richard Rogers me ofreció la oportunidad de convertirme en el Asociado más joven de la firma y ponerme a cargo de proyectos de gran envergadura a nivel mundial. Era una oportunidad que no podía dejar ir y la única condición fue que yo quería seguir llevando -en paralelo- mi propia firma con planes, predominantemente, en Costa Rica y América Latina. En otras palabras, el premio que me gané con este proyecto (hecho en Costa Rica) me abrió las puertas para poder trabajar en obras del más alto nivel; entre ellas, el nuevo World Trade Center en Nueva York, edificaciones de oficinas, residencias y de uso mixto en Londres, China y el Medio Oriente.

Así, por ejemplo, en la actualidad, Benjamín (como asociado de Richard Rogers) se encuentra trabajando en naciones cercanas, como Colombia. Sin embargo, alterna este quehacer con el de su propia firma, Benjamín García Saxe Arquitectura, la cual crece a gran magnitud. Hoy, tan sólo en suelo nacional, trabaja en cerca de 30 proyectos: residencias unifamiliares, planes maestros y hoteles boutique. Y, en el área, destaca un edificio para la fundación SERES, con sede en Guatemala.



Además, fue contratado en Inglaterra a título personal en donde desarrolla un centro de polo. En este amplio panorama, sobresale sin duda la primera residencia certificada LEED fuera de USA, la cual proyecta en la región de Guiones, Guanacaste, para un cliente extranjero. Acerca de su etapa actual, no titubea al decir que la palabra es consolidación y, también, compromiso con su país de origen: Quiero que Costa Rica se llene de arquitectura de calidad y de buen diseño, explicó mientras mencionó que cada proyecto es una oportunidad para evolucionar.

Un poco de historia

Graduado de la Universidad Veritas y de Rhode Island School of Design (Estados Unidos), Benjamín García es reconocido en nuestro país especialmente por dos de sus obras: “Un Bosque para una Admiradora de la Luna” y “Casa Flotanta”.

Con la primera -una casa de bambú en el pacifico norte- fue con la cual conquistó al mundo hace tres años. La segunda residencia ganó 5 premios en la Bienal de Costa Rica, en 2014, y, a nivel internacional, quedó entre las mejores 25 casas del mundo, según World Architecture News.

Desde 2004, trabaja para el afamado arquitecto inglés Richard Rogers, premio Pritzker y célebre por su diseño (junto a Renzo Piano) del Centro Pompidou de París. Acerca de su experiencia con este profesional, García afirma que la lección más grande que ha aprendido de él es la humildad: El hecho de ver a un arquitecto tan importante y tan experimentado (tiene 82 años) estar tan abierto a seguir aprendiendo, me ha hecho reflexionar acerca de mi propio ego. Por ello, tiene muy claro que no existe nada más importante que este valor, pues, es lo que permite seguir avanzando y evolucionando, como persona y como profesional.

Recuadro:

  1. ¿Qué le inspiró a ser arquitecto?

Observar a mi padre, quien también es arquitecto y poder darle una casa a mi madre.

  1. ¿Principal reto arquitectónico para Costa Rica?

El respeto a la naturaleza como eje central de cada proyecto.

  1. ¿Papel de la Arquitectura en una ciudad?

Es democratizar el espacio público.

  1. ¿Materiales preferidos?

Madera y bambú, combinados con métodos constructivos contemporáneos.

  1. ¿Arquitecto que más admira?

Richard Rogers. Como mi mentor, de él aprendí a aferrarme fuerte de los ideales.

  1. ¿Proyecto que le ha impactado en el mundo?

Iglesia de la Luz, del Arq. Tadao Ando, en Japón. Y el Aeropuerto de Barajas, en Madrid. Ambos por el manejo de la luz.

  1. ¿Proyecto favorito en Costa Rica?

La Plaza de la Cultura, porque le devolvió a los costarricenses un espacio público.

Información: +506 4030-6053, www.benjamingarciasaxe.com.

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog