Prepárese para un Crédito Hipotecario

Prepárese para un Crédito Hipotecario

Saber cuánto puede pagar realmente y endeudarse en la moneda en la cual se percibe el ingreso, figuran entre los consejos que los expertos brindan al adquirir un préstamo para la compra de vivienda. La decisión es relevante, pues se trata de una deuda de 25 a 40 años años, en promedio.


Sin embargo, y como lo explicó Alexander Bermúdez, Gerente de Ventas Hipotecas de Scotiabank, este proceso inicia años antes con la capacidad de ahorro pues es claro que las entidades bancarias no financian el total de la propiedad. Por ello, es una buena idea tener, por lo menos, un 20% del costo de la propiedad deseada ya ahorrado. Si se está en este proceso, lo mejor es adquirir un mayor rendimiento sobre el dinero, a través de certificados a mediano plazo con interés fijo, o bien, otras herramientas como fondos de inversión, etc. Consultado acerca de cómo conocer si se está listo para hacerle frente a esta importante deuda, el señor Bermúdez fue enfático: tomar en cuenta los ingresos versus los egresos que vienen, entre los cuales destacan –según sea el caso- las cuotas condominales, los impuestos y todo lo que se avecina una vez que se es propietario de una residencia. Además, el especialista indicó que hay que analizar no solamente la cuota inicial de los primeros años, sino poner atención al monto en un largo plazo (la denominada tasa ajustada, que ya incluye los seguros).


En general, lo aconsejable es asumir un préstamo cuya cuota no sobrepase el 35% del salario neto. Otra recomendación es adquirir un seguro de desempleo, como medida de adicional.


Acerca de los requisitos, es de gran relevancia el hecho de ser usuario de cuentas bancarias por lo que otro útil consejo es que los profesionales independientes hagan circular su efectivo en estas entidades para comprobar que son sujeto de crédito. Evidente es también el que se hayan honrado todas las deudas de forma puntual y constante.


Con respecto a las cuotas de los bancos para créditos en colones se basan en la denominada tasa básica pasiva, más un “spread” (que puede variar según la entidad bancaria y es una sumatoria con la tasa referencia, componen la oferta que se le brindará.). Para los créditos en dólares, los bancos utilizan otras tasas de referencia como por ejemplo la New York Prime, o la Libor y al sumarle el spread obtienen la composición de la tasa a ofrecer.


Importante es conocer que, al dar el paso de pedir el préstamo, se incurre en varios gastos adicionales.Conozca los costos asociados al trámite de una solicitud de crédito para comprar vivienda: comisiones bancarias, peritajes, honorarios legales, gastos en timbre y demás… Esto evita tener que andar en carreras buscando plata en otros lugares para cubrirlos, pregunte si se pueden incluir en el financiamiento”, comentó Mynor Retana, Director de Banca Hipotecaria del Banco Nacional). Este mismo especialista, contesta por qué se debe asumir la cuota en la moneda en la cual se gana: “Recuerde que el crédito de vivienda es de largo plazo (30 y 40 años) y en economías como las nuestras la devaluación le juega a su favor en el tiempo si el crédito es en moneda local”.


Tenga a mano la constancia salarial, orden patronal o constancia de ingresos emitida por un contador, un recibo de servicios públicos (agua, luz, etc) y una constancia de su domicilio actual. Llenará un formulario y luego del análisis, y si todo está en regla, la aprobación estará en unas tres o cuatro semanas.


Para más información:

Scotiabank:

8001- Scotia (726842), servicioalcliente@scotiabank.com /www.scotiabankcr.com

Banco Nacional: +506 2212-2000 www.bncr.fi.cr/BNCR/BancaHipotecaria/Financiar.aspx

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog