Edición 140 Trends: Jardín en Invierno

Con las primeras lluvias, llega el momento ideal para renovar, o bien, iniciar un jardín. Sin embargo, es época de enfermedades -especialmente de hongos- en las plantas. Tres especialistas en el área nos dan algunos útiles consejos para sacarle provecho a esta época del año.


Las plantas recién sembradas ocupan riego diario y, por eso, el invierno es un gran aliado en el éxito de este proyecto. El primer paso para tener un bonito jardín es, coinciden los especialistas, deshierbar, debido a que -con la abundancia del agua- es común que prospere la conocida mala hierba.

Según indicó Ronald Van Schaik, arquitecto paisajista, si ésta es abundante lo mejor es utilizar un herbicida selectivo y hacerlo en varias aplicaciones. Luego de deshierbar, es necesario nutrir la tierra con abonos orgánicos, con el objetivo de dotar al suelo de una óptima calidad y aprovechar, ya que, con la lluvia, éstos se absorben mucho más.



Así lo explicó Claudia Ossenbach, Ingeniera Agrónoma del vivero Magia Verde: los abonos orgánicos son los que ayudan a mantener aireados los suelos y los abonos granulados son los que deben ser ricos en nutrientes, especialmente fósforo, y se deben aplicar aproximadamente cada mes.

Es importante mencionar que, aunque algunas personas disfrutan de efectuar sus propios abonos caseros, el ahorro es mínimo y los viveros y/o tiendas especializadas poseen excelentes alternativas con preparaciones exactas de nutrientes. 



Otro de los avisos importantes es revisar los drenajes con tiempo, sobre todo si se trata de un jardín ya con varios años de existencia. Esto, con el objetivo de realizar las conexiones necesarias o las zanjas que colaboren a drenar el agua (de unos 15 a 20 cm), ya que el exceso de ella puede llegar a podrir las raíces. Y, si el terreno es en pendiente, terracear es la solución; también, hacer surcos en media luna, acompañados de piedras, por ejemplo.

Y, si se siembra por primera vez, el consejo más relevante es cubrir la tierra con un abono alto en fósforo para ayudar a enraizar y, una vez ya hecha la siembra, no está de más aplicar uno rico en nitrógeno. Tome en cuenta que la faceta menguante de la luna es la que más está asociada con el crecimiento triunfante de las plantas.


Con respecto a los hongos y las bacterias que proliferan con la humedad, Mauricio Plano (Gerente de Mercadeo de EPA) asegura que pueden prevenirse usando, una vez por semana, un fungicida. Éste se distribuye directamente en la planta y, si ya el moho es notable, la frecuencia varía a dos o tres veces por semana. En el mercado nacional, existen gran variedad de estos compuestos químicos, así como aquellos destinados a hacer frente a las plagas, las cuales -afortunadamente- tienden a disminuir con la lluvia.

Cabe destacar que las plantas más compatibles con el invierno son las hortensias, avecillas, platanillas, los iris, los papiros y las heliconias (las cuales son propicias para ambas estaciones), entre otras. Y si de árboles se trata, es mejor podarlos un poco antes de la llegada de las lluvias, concretamente con un mes de antelación.

Por último, los conocedores advierten que, en invierno, el horario de trabajo en el jardín se acorta, debido a que hay menos horas luz, siendo las primeras horas de la mañana las más propicias (antes de las 8:00 a.m.).







Fuentes:

 
Claudia Ossenbach, Vivero Magia Verde: www.magiaverdecr.com / +506 2288 3938/8832 8484


Ronald Van Schaik, El Holandés Landscaping: www.elholandeslandscaping.com / +506 8390 5444


EPA Costa Rica: www.facebook.com/epacostarica / +506 800 372823

 

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog