Edición 141 Before & After: Flagship Store Del Barco, Diseño funcional y simbólico

La primera zapatería del afamado diseñador, Daniel Del Barco, ubicada en San Rafael de Escazú, es un lugar que exhala elegancia y simbolismo. A cargo del interiorista, Esteban Salazar, la esencia del proyecto fue el desarrollo de una marca a través de un concepto concreto: llevar la fábrica al espacio, en elementos y acentos que le rememoren.


 

El sitio, esquinero, había sido ocupado, en varias ocasiones, por distintos tipos de negocio. Hoy, la vitrina invita a ingresar a un mundo en el cual la industria de los zapatos es protagonista. Según comentó el diseñador Salazar, el local estaba en color blanco y contaba con divisiones tipo cubículo y los trabajos de remodelación tardaron un mes y medio, durante el cual se procedió a depurar el área, tomando como puntos de partida la movilidad y la flexibilidad.



Así, el primer paso fue eliminar los cerramientos, dejando un espacio libre para la exhibición, en donde el color y la forma la aportan los productos. Los muebles, algunos en hexágono, se reproducen en distintas alturas y colores, acompañado el tradicional mobiliario lineal de exhibición.

Al entrar, sobresale la doble altura y una enorme instalación aérea conformada por hormas de zapato -con aire antiguo- en una especie de homenaje. Llama la atención, la serie de obras de arte (pocas, pero, bien seleccionadas), las cuales aportan una buena dosis de color, especialmente de rojo, pues, es el color que define a Del Barco desde su creación, hace ya algunos años. Estas pinturas representan facetas de la historia y el oficio del calzado. Por otra parte, el paneleado francés (boiseries), sello inequívoco de Esteban Salazar, se reproduce en dos ocasiones, aportando una cuota de sobriedad y encanto clásico.



El recorrido por la tienda es fluido, durante el cual destaca el cubo de cristal al centro, haciendo las veces de oficina y de sala de reuniones (para recibir a la clientela exclusiva). En su interior, se observa un baño de luz led muy tenue, el cual se encuentra presente día y noche. Allí, también, continúa el lenguaje del calzado, en una “biblioteca” de materiales, hormas, tacones, revistas sobre el tema y otros complementos que, más que decorativos, son totalmente funcionales para el diseño de las creaciones. Cabe destacar que la iluminación, también, fue altamente trabajada, en lámparas y en acentos, siendo un elemento fundamental en este ambiente de sofisticación y simbolismo.


 

Design Lab by Esteban Salazar. +506 8388-0096
www.estebansalazar.com

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog