Le ofrecemos las siguientes sugerencias para asistirle a poner el precio adecuado a su propiedad.  Ponerle el precio justo y de mercado a su propiedad es el paso más importante al poner en venta su bien inmueble.  Si su precio no está dentro del precio de mercado, su venta o alquiler se hará bastante difícil. 

Si no se cree lo suficientemente capacitado para determinar el precio de mercado, contrate un perito y haga un peritaje.  ¿Qué mejor herramienta de venta que poder mostrarle a un futuro comprador el precio de mercado determinado por un especialista? 

Otra opción para determinar el precio de su propiedad es pedirle a 3 o 4 agentes inmobiliarios que le hagan un estimado del valor de su propiedad, o un análisis  de mercado comparativo(AMC). El AMC es una comparación de cualidades y precios de bienes inmuebles parecidos al suyo.  Dentro de esta comparación se toman en cuenta la condición de la propiedad, ubicación, características interiores, edad, etc.  Recuerde que a veces los agentes le ponen un sobreprecio o subvaloran la propiedad.  Si hay un sobreprecio, durará mucho en vender su propiedad y tal vez después de cierto tiempo tendrá que bajarle el precio para poder vender.  Si está subvaluada, lo más probable es que el agente quiera vender muy rápido su propiedad para salir de ella y usted terminará pagando una alta comisión y con menos dinero en su bolsillo.  Recuerde que usualmente los agentes inmobiliarios no son peritos.  Sus estimaciones pueden variar y por ende su propiedad probablemente no tendrá el precio adecuado.  Por ejemplo, una casa valorada por un perito en $145,000 puede ser valorada entre $140,000 y $155,000 por los agentes inmobiliarios.  Así que tenga mucho cuidado si escoge esta opción!

Si opta por ponerle el precio usted mismo, entonces le sugerimos lo siguiente:

  •  Observe los precios de propiedades comparables en su área.
  • Revise anuncios clasificados para los precios de propiedades similares en su área.
  •  ¿De qué tamaño y en qué condición esta su propiedad?
  • A qué ritmo se está moviendo el mercado? ¿Hay bastante o poco movimiento?
  • ¿Existen posibilidades de financiamiento? De qué tipo?
  • ¿Qué tan apresurado está para vender?  Si no tiene prisa, puede ponerle un precio un poco más elevado.  Si tiene prisa, puede bajarle un poco el precio para hacer la propiedad más atractiva.
  • Tenga en mente cuánto será el precio mínimo que está dispuesto a recibir.  
  • Asegúrese de no ponerle un precio excesivo a su propiedad.  Esto solamente retrasará su venta. (Entre más tiempo esté su propiedad en el mercado, será menos atractiva ya que los compradores pueden pensar que hay algo malo en ella.)

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog