1. Analice su situación y asegúrese que está listo para comprar un hogar o una propiedad.  Vea cuánto tiempo va a estar o permanecer en el área, su trabajo actual, el tamaño de su familia, etc.  Asegúrese que tiene sentido comprar ahora.
  2. Converse con su familia o pareja antes de comenzar a buscar propiedad.  Haga una lista de las cosas esenciales y las no tan esenciales.  Después de visitar varias propiedades, evalúe de nuevo su lista.  Recuerde que las necesidades cambian conforme pasa el tiempo.  Asegúrese de incluir criterios sobre el vecindario, ya que éste es más difícil de cambiar o arreglar.
  3. Tenga mucho cuidado al firmar un contrato con un agente inmobiliario. En muchas ocasiones pedirán que firme un contrato de exclusividad en donde se estipula que no importa como consiga usted su propiedad, ellos deberán recibir una comisión.  En vez, dígales y téngalo por escrito, que si ellos venden su propiedad, entonces tendrán derecho a la comisión.  De otra forma, ellos no recibirán comisión.  Esto le da a usted la oportunidad de ver las propiedades de otros agentes y a las vendidas o alquiladas por propietarios.
  4. Si está viendo propiedades ofrecidas por los dueños, NO traiga el asesor inmobiliario con usted, de lo contrario muy probablemente tendrá que pagarles comisión.
  5. Cuando está presentando una oferta sobre la propiedad deseada, sea amable con los vendedores.  El vendedor puede aceptar,  rechazar o devolverle una contraoferta.  Este proceso sigue hasta que se llegue a un acuerdo entre las partes.
  6. Si hay un avalúo formal sobre la propiedad deseada, ofrezca el mismo precio o uno poco superior.
  7. Unos días antes de cerrar el negocio, pida permiso de visitar la propiedad para darle una última revisada. Cuando se mueven los muebles, a veces se da uno cuenta de que estaban encubriendo algún defecto.  Es mucho más fácil pedir una rebaja o negociar un mejor precio antes de cerrar el negocio.
  8. Averigüe cuánto paga la propiedad en impuestos, servicios, mantenimiento etc. antes de comprar.  Esto le dará una mejor idea de cuánto serán sus gastos mensuales y anuales.
  9. Tome en cuenta los gastos en que incurrirá al trasladarse a un lugar nuevo.  Pago de traspaso de propiedad, mudanza, instalación de líneas telefónicas, cable, etc. son varios rubros a considerar.
  10. Ponga TODO por escrito.  Si los electrodomésticos u otros artefactos están incluidos en la propiedad, pídalo por escrito.  Así no habrán dudas sobre qué viene o qué no viene incluido con la propiedad.
  11. Consiga un buen abogado para el traspaso y demás servicios legales.
  12. Si tiene dudas sobre el contrato de compra o alquiler, llame a su abogado.  Si tiene alguna otra duda, llámenos o escríbanos.

Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog